Phone

5550385815

Correo Electrónico

info@ammcann.org

Horario de atención

Lun - Vie: 9am - 5pm

De acuerdo a varios estudios que se han realizado a lo largo de los últimos años, el cannabis medicinal y los medicamentos a base de cannabis que incluyen THC y sus extractos reducen los síntomas del Síndrome de Tourette (ST). Actualmente se están utilizando cannabinoides para tratar a pacientes en Alemania, Israel y Canadá.

El Síndrome de Tourette (ST) es un trastorno neuro-psiquiátrico hereditario caracterizado por tics motores o vocales desde inicio de la infancia y que persisten durante más de 1 año. El mismo tiene una alta comorbilidad con otros trastornos neuro-psiquiátricos, incluido el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC), el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) y los ataques incontrolables de ira.

Durante décadas, se ha explorado el uso de cannabinoides como un tratamiento efectivo del Síndrome de Tourette. Uno de los primeros estudios que documenta la eficacia del uso de tetrahidrocannabinol aparece en el American Journal of Psychiatry en 1999. Investigadores de la Escuela de Medicina de Hannover, del Departamento de Psiquiatría Clínica y Psicoterapia de Alemania, obtuvieron resultados positivos con una dosis única de 10 mg de delta-9-THC en un paciente de 25 años durante un ensayo clínico abierto no controlado. El estudio indica que se observó una mejoría, concluyeron los autores.

También, hay informes anecdóticos del síndrome de Tourette que han sugerido que el delta-9- tetrahidrocannabinol (Delta 9), el principal ingrediente psicoactivo de la planta de cannabis, así mismo disminuyendo los episodios de tics o los trastornos de comportamiento asociados. Se realizó un ensayo aleatorizado doble ciego de dosis única cruzado controlado con placebo de Delta(9)-THC (5, 7.5 y 10 mg) en 12 pacientes adultos con Síndrome de Tourette.

De acuerdo a ese estudio, el sistema endocannabinoide podría desempeñar un papel importante en la fisiopatología de trastornos obsesivo-compulsivos. Existen informes de tratamiento efectivo con derivados de tetrahidrocannabinol.

Según anécdotas clínicas, el uso de cannabis medicinal podría mejorar no solo los trastornos obsesivos compulsivos, sino también los problemas de comportamiento emocional en niños y adolescentes. Un estudio cruzado de dosis única en 12 pacientes, así como un ensayo aleatorizado de 6 semanas en 24 pacientes, demostró que el uso de delta9 tetrahidrocannabinol (THC) reduce los tics en pacientes con ST.

También existe evidencia de que los trastornos de movimiento son afecciones neurológicas y hay evidencia de que los cannabinoides producidos naturalmente por el cuerpo ayudan en el control motor, y que la disfunción del sistema endocannabinoide juega un papel en la fisiopatología de los trastornos de movimiento como es la enfermedad de Parkinson. De manera que un desequilibrio en el sistema endocannabinoide puede llevar al este mal y no al revés.

El cannabis medicinal parece ser una opción de tratamiento prometedora para los tics y los síntomas asociados con los trastornos obsesivos compulsivos. Sin embargo, algunos pacientes continúan tomando otros medicamentos además de cannabis con la esperanza prometedora que dicha medicina cannabinoide puede sustituir y reemplazar a los remedios que se están empleando hoy en día.

FUENTE: Abi-Jaoude et al. 2017. Preliminary evidence on cannabis effectiveness and tolerability for adults with Tourette Syndrome. Journal of Neuropsychiatry and Clinical Neuroscience 29: 391-400

Recommended Articles